La cocina argentina es mucho más que locro, empanadas de carne, alfajores y medialunas. Aunque estos son algunos de los platos preferidos por los argentinos, hay otros que forman parte de la cultura gastronómica del país y son los que rescatan los sabores de los pueblos originarios y cuyos ingredientes forman parte de la tierra patagónica hace miles de años.

Hay muchos chefs que se han dado a la tarea de rescatar estos sabores y de utilizar productos orgánicos, que son cultivados por los pequeños productores de todas las provincias del extenso territorio argentino.

Rescatando los ingredientes autóctonos

Sobre salen profesionales gastronómicos como la Chef argentina Soledad Nardelli con su programa “Exploradora de sabores” del canal gastronómico El Gourmet. Ella visita en cada episodio, una región del país y muestra los productos de la tierra, entrevista a los campesinos y realiza platos con los ingredientes autóctonos que encuentra en su recorrido.

Este programa que muestra la calidad artesanal, los cocineros regionales y la naturaleza de cada provincia ayuda a poner a la vista de todos, las cooperativas y emprendimientos gastronómicos que se realizan en cada rincón del país.

El vino Argentino

Argentina siempre ha sido un país productor de alimentos: carne, soja, frutas y vegetales son una pequeña muestra de lo que se exporta desde el sur para el mundo. Espacio aparte merece el vino argentino. La ciudad de Mendoza es una de las 16 capitales del vino en el mundo. Los vinos Malbec y Cabernet Sauvignon son reconocidos internacionalmente.

Pocos conocen todo el trabajo que hay detrás de cada botella: enólogos, viñateros y bodegueros, además de las condiciones del clima y del suelo. Muchas prestigiosas bodegas de Mendoza reciben a los turistas e interesados en conocer estos procesos que cada día cuentan con equipos más modernos y son una fuente de ingreso y trabajo para los argentinos.

Del campo a la mesa, los argentinos reciben los mejores productos alimenticios de su propio suelo.