La ciudad de Buenos Aires tiene una estrecha relación con los bares. Su condición de ciudad portuaria, la música y los inmigrantes, enriquecieron las historias de bares del Barrio de la Boca y San Telmo. Lugares que conservan intacto el espíritu de la noche porteña con su tango y bandoneón. Y que hoy pueden ser visitados por los turistas para revivir el esplendor de antaño.

Bares en el Microcentro Porteño

En Buenos Aires podrán encontrar en la zona del microcentro, calles con muchos bares irlandeses, en donde, se celebra el día de San Patricio como si estuviesen en Irlanda y que se llenan los viernes de los oficinistas que desean compartir luego de la jornada laboral.

Locales como The Temple Bar Centro y The Kilkenny quedan en la conocida avenida de bares Marcelo T. de Alvear. The Clover Pub y The Irish House en calles cercanas. Allí la música y el ruido de la conversación entre compañeros de trabajo se mezcla con los tragos y los platos de milanesa con papas fritas.

Bares en Palermo

Los conocidos bares de Palermo reciben a clientes locales y extranjeros que se dejan llevar por la gran variedad de propuestas que evocan a los pubs londinenses. Palermo Hollywood y Palermo Soho concentran una gran cantidad de sitios para pasar una velada especial. Cocteles de autor, recetas de tragos de todo el mundo y un ambiente agradable, rodeado de gente cosmopolita.

¿Lo nuevo en Argentina? bares con espíritu retro que reviven los famosos speakeasy (bares clandestinos de principios del siglo XX) como el Nicky Harrison que ha sido galardonado por Lonely Planet como uno de los 50 mejores bares del mundo.

También en el barrio de la Recoleta y cerca del Obelisco Porteño se encuentran bares españoles e italianos que han ido pasando de generación en generación. Buenos Aires es tradición y a la vez modernidad. Ambos conceptos conviven en la gran ciudad Latinoamericana.